Superpoblación

Leo a través de meneame que un modelo matemático muy realista indica que, para rescatar ecosistemas en peligro, es necesaria la extinción de algunas de sus especies, o al menos limitar el número de todos ellos.

Enlace

Dado que la raza humana actualmente no tiene depredador natural, es imprescindible la adopción de mecanismos de control de población.

Tras estudiarlo detenidamente, creo haber dado con una posible solución a tan grave problema.En cada pueblo, o unidad de convivencia, se hará un sorteo anual, donde serán elegidos uno de cada 1.000 habitantes para morir. En caso de haber superpoblación, esta cifra podrá aumentar lo que las autoridades estimen conveniente.

En zonas rurales y boscosas, siempre como circunstancia excepcional, se le otorgará al condenado la posibilidad de salvarse. Para ello se le darán 20 minutos de ventaja, para a continuación iniciarse una batida en su busca, en la que no participarán más de siete perros, de los cuales dos no serán de presa.

Analicemos la solución propuesta con los datos que tenemos.

Según los datos de población mundial, la tasa de crecimiento de la población mundial en el último periodo estuvo en torno al 1,3% anual.Una sencilla comparación deja claro que la medida no es efectiva, ya que solo estamos acabando con el 0,1% de la población, por tanto, seguiría aumentando la cantidad de especímenes humanos sin apenas problemas.

Por tanto, debemos plantearnos dos posibles ajustes para el modelo: O bien seleccionamos a 13 personas de cada 1.000 o bien modificamos el modelo para escoger solo a los miembros más jóvenes, que son los que más van a contribuir al crecimiento de la población. Una tercera opción sería la esterilización, pero esta queda totalmente descartada porque no es divertida.

¿Vosotros qué opináis?

Advertisements

Se busca troll

Dado el aumento de visitas (ya hemos llegado a las 100 totales, de las que 10 son mías), este blog ve necesario aumentar la plantilla.

Empresa del entorno blog en continua expansión, busca para un proyecto sin importancia:
TROLL profesional

Requisitos

  • Conocimientos de eXtreme trolling, trolling.net, forum trolling, web trolling e Image webtouching
  • Al menos un año de experiencia demostrable en trolleo.
  • Conocimientos de psicología de usuario. Los trolleos deben conseguir respuestas airadas y cabreadas de usuarios.
  • Imprescindible alto nivel cultural. El troll deberá afirmar que tiene al menos dos títulos universitarios, y hacerlo de una forma creíble.
  • Conocimiento de seis idiomas, ya sean reales o inventados.Se valorará trolling in real life. Es decir, capacidad de trollear y romper esquemas fuera del mundo virtual.

Se ofrece

  • Integración en una entorno dinámico, joven y con ganas de trabajar. No sabemos por qué hay que poner esta línea, pero aparece en todas las ofertas de trabajo y no íbamos a ser menos
  • Jornada continua
  • Salario a con venir (con venir de vez en cuando basta, pero no vas a ver un céntimo)Entorno totalmente libre. Sus mensajes nunca serán borrados ni modificados, salvo que incurran en delito.
  • Fama internacional, el troll será reconocido en España y Andorra.
  • Promoción profesional: Si es bueno y es capaz de publicar artículos, estos serán enviados a medios impresos para su publicación, donde pasarán un filtro más suave que el de esta empresa, y serán publicados.

Otros

  • Abstenerse ingenieros de La Almunia. Bueno, en realidad no, pero siempre quise poner esto en una oferta de empleo
  • Interesados enviad trolleos a este blog.

    Ganas de molestar, solo por hacerlo.

    Este año, un grupo organizado se ha dedicado a sembrar el terror en el pueblo durante las fiestas patronales.
    Lo han hecho usando diversas técnicas, cada una más enrevesada y maquiavélica que la anterior. Comenzaron  el primer día de fiestas, llegando a las peñas, molestando y provocando a los peñistas con una actitud chulesca. Se comenta que la visita no fue tan agradable como esperaban, y se marcharon cabreados.

    Su venganza no se hizo esperar. Al día siguiente, por la mañana, se dedicaron a tomar las calles del pueblo con sus vehículos, molestando y deteniendo a los conductores. No fueron pocas las personas que intentaron razonar con ellos, pero la cosa cada vez fue a peor. Con métodos nada dialogantes, amenazaban a todo aquel que intentaba hablar con ellos, llegando incluso a amenazar con secuestrar a algunas personas sin ningún motivo aparente, solo por hablar con ellos.

    La gente no se sentía segura, ni en las calles ni dentro del bar, sabiendo que en cualquier momento podían entrar y ponerte en su punto de mira. Se ha llegado al extremo de que algunas personas del pueblo se vieron obligadas a desembolsar una cantidad de dinero solo por tratar de hablar con ellos. Lógico, no se puede razonar con gente que no quiere razonar, y mucho menos si va armada.

    Lo peor de todo es que la función de esta gente es, supuestamente, garantizar la seguridad, no sembrar el terror. La impotencia que produce ver como alguien está cargándose unas fiestas patronales solo porque a un desertor del arao le ha entrado mala ostia es brutal. De momento, como los límites que tiene la libertad de expresión en este país me desaconsejan escribir aquí lo que pienso, solo me queda dedicar una canción a esa gente.

    En otras circunstancias ésta hubiera sido una entrada hablando de las fiestas, que en líneas generales fueron de diez, incluyendo curiosidades que siempre pasan en este tipo de eventos. Tal vez hubiera destacado algunos sucesos curiosos, como gente cayéndose al resbalar sobre vómito congelado, o personas que desaparecen y luego aparecen durmiendo en un portal (algo que estando bajo cero no es recomendable), pero hoy no tengo ni tiempo ni ganas.

    Desvaríos en día laboral (I)

    Hoy es uno de esos días en los que dan ganas de mandar todo a freir esfinges.

    Suena el despertador, un poco antes de las siete. Ese no es el horario de trabajo que esperaba tener cuando cambié de empleo. Dejo el despertador encendido un rato. Sé que no voy a volver a dormirme, no lo hago por eso. Los vecinos de arriba estaban jugando ayer a los bolos a la una de la mañana, o algo parecido, ni lo sé ni me importa, y les voy a devolver el ruido. Voy a lavarme los dientes, no sin antes orientar los altavoces hacia arriba e irme al baño deleitándome con el agradable sonido de sepulturablack sabbath a un volumen considerable.

    Se hace tarde, he de darme algo de prisa. Salgo casi corriendo, me he dejado las gafas y la cartera con la tarjeta de fichar. Me acuerdo de nuestro creador y vuelvo. Bajo corriendo. De puta madre, el loco que suele pilotar el autobús de empresa ha vuelto a llegar antes de tiempo y ya ha salido, me toca pagar 30 pavos por ir a trabajar. Se me aparecen dos muñequitos en el  hombro, como en las peores películas navideñas. Uno me dice que debo pedir baja médica con cualquier excusa y no ir  a trabajar, a continuación habla el malo y me dice que consiga una recortada y masacre la sección de turrones del carrefour, o en su defecto cualquier imaginarium.

    Al final decido ir a trabajar, no sé si por inercia o porque soy tonto. El taxista está oyendo la COPE, contribuyendo a perpetuar el tópico del taxista facha y poco higiénico. Analizar los la composición del aire del taxi daría para una tesis doctoral de químicas, pero para conseguirlo habría que separar el olor a ambientador rancio del resto de olores.

    • Al infierno, por favor, pero evite el Aqueronte si es posible.

    Escucho la radio solo para no tener que hablar, parece que van a aprobar la ley Biden-Sinde, y Zapatero dice que hay que apretarse el cinturón. De repente escucho una voz.-

    • A ese payaso habría que colgarlo de los huevos, no tiene ni idea de economía y va a acabar hundiendo el país.

    Miro hacia un lado y hacia otro, a ver cual de los dos monigotes ha hecho el comentario. Como me temía, ambos están catatónicos debido a los vapores del taxi. Aplico el principio de la navaja de Ockam. Si las dos vocecitas que me suelen hablar no han dicho nada, yo no he sido, la radio tampoco, y las ventanas están cerradas, lo más probable es que la frase haya salido del taxista, así que me veo en la obligación de responder. Normalmente, la gente intenta evitar este tipo de conversaciones respondiendo con monosílabos y otras respuestas lacónicas,  pero  como sé que eso no funciona, yo he  desarrollado una técnica infalible para evitar conversaciones no deseadas. Has de dejar totalmente descolocado a tu interlocutor.

    • Es cierto. Es como si sus asesores económicos no conocieran ni las teorías Keynessianas.  Si fuerza que la demanda de capital devenga menor, la oferta le seguirá mímicamente a la baja, por mucho que él intente aumentar articicialmente dicha oferta. Digamos que está generando dos eventos contrapuestos.

    Ésta técnica me da buenísimos resultados cuando la aplico un sábado por la noche, pero he podido comprobar que, yendo encorbatado, siendo un martes normal y antes de las 8 de la mañana, el efecto es demoledor. Se hace el silencio, y los comentarios de Cesar Vidal en la radio son comparables a los de David Bisbal hablando de las pirámides, o a los de Belén Esteban explicando como montar un cluster con Debian.

    Llegamos al destino. Me despido y salgo camino hacia el trabajo. El día acaba de comenzar, sin nada reseñable, salvo que voy a tener que almentarme a base de pan, pasta y lechuga en lo que queda de semana.


    Anonymous va a la gala de los Goya

    A estas alturas ya todos habréis oído hablar de Anonymous.  Sí, ese extraño grupo que se dedica a tirar webs de autores, editores y otros dictadores.  En ocasiones también han hecho protestas públicas, saliendo a la calle enmascarados. Hasta hoy todas estas protestas habían tenido un éxito modesto, que es otro eufemismo para decir que iban cuatro gatos.

    Pues bien, hay motivos para pensar que esto va a cambiar. Desde sus blogs y sus canales de IRC se está organizando un viaje a la gala de los Goya, donde demostrarán su disconformidad con estos artistas cara a cara. O cara a máscara.

    ¿Por qué han elegido estos premios?  No es difícil de imaginar. Por un lado, la gente que asiste a estos premios es una gente que nos está robando en base a un injusto canon que han logrado imponer, y que a la vez nos llama piratas y ladrones a todos los internautas.  Por otro lado son los principales promotores de la nueva ley, que si sale adelante en el Senado hará que se puedan cerrar webs sin necesidad de orden judicial, y por último,  los premios Goya ya han sido usados como plataforma para hacer protestas políticas, así que no podrán decir que no es el lugar adecuado para protestar. Además, ¿qué mejor lugar para ir a exponer las quejas de anonymous que el lugar donde estos subvencionados artistas van a comerse las pollas, saludar a los políticos que hacen las leyes que les piden, autootorgarse premios y reírse de todo el mundo gracias al dinero público que están cobrando, mientras comen su pienso y se revuelcan en el barro?. Bueno, olvidad esto último, estaba pensando en otra cosa que no está relacionada con estos “artistas” ¿o sí?.

    Así que ya sabéis, si el domingo 13 de Febrero no tenéis nada que hacer, os propongo un plan. Ir a los premios Goya con anonymous. Si alguno de vosotros se anima, aquí dejo el link donde os dirán como apuntaros. Si tenéis alguna duda,  mejor preguntádselo a ellos.

    http://bit.ly/hDwsed

    Un día cualquiera

    Hoy Yassir cumple 19 años, y como suele hacer todos los años, ha planeado celebrarlo con su familia y amigos. Los primeros rayos de sol tardan en aparecer, ocultos por unas densas nubes. No importa, la Facultad Fleischman, en la que estudia, está cerrada hoy, ya que se celebra el Yom Kippur. Mientras recuerda que día es hoy, en su cara se dibuja una sonrisa al pensar en la carga irónica que tiene que esta fiesta se celebre precisamente hoy. En cuanto sale a la calle nota que comienza a caer una ligera lluvia. Aquí la lluvia es escasa y el agua muy preciada, así que pasea despacio y piensa. Piensa en Janine, que fue alcanzada por un misil “inteligente” dirigido a no se sabe qué líder de qué facción de algún grupo terrorista que pasaba por allí. También piensa en Abdul, su amigo de la infancia que desapareció el día que entraron los tanques a su barrio, y del que no ha vuelto a saber.

    Le cuesta apartar estos pensamientos, aunque hoy es un día para estar triste, los cumpleaños nunca lo son. Yassir camina lentamente, disfrutando de cada gota de lluvia e intentando olvidar estos pensamientos tristes. Ha quedado con sus amigos y no quiere llegar tarde, pero tampoco quiere ir con prisas en un día como hoy. A unos metros un soldado le hace señas. Está llegando al mismo control militar que cruza todos los días. Como cada día, levanta su mano derecha mostrando su documento acreditativo de estudiante de una Universidad de Tel Aviv para entregárselo a los soldados que, como cada día, le miran y le apuntan con sus subfusiles como si fuera un terrorista. Tras unos tensos minutos, le devuelven su documento y Yassir se lo vuelve a echar al bolsillo.

    Pero todos los que se encuentran en ese control notan que hoy algo es diferente. En el mismo gesto con el que Yassir guarda su documento en su bolsillo derecho, acerca su mano al botón que ha conectado esta mañana al explosivo que lleva bajo la camisa y lo pulsa sin vacilar. Un fuerte rugido se escucha bajo la lluvia de Tel Aviv. Todos los que se encuentran por los alrededores del control creen escuchar el sonido del propio infierno, pero a él este sonido le llena de paz y armonía. Como cada año, hoy se reunirá con sus amigos.